Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  ACNUR pide a las naciones europeas que respeten el derecho de asilo y detengan las devoluciones inmediatas y la violencia

ACNUR pide a las naciones europeas que respeten el derecho de asilo y detengan las devoluciones inmediatas y la violencia

28 Enero 2021

Coincidiendo con el gran aumento de casos de expulsiones y devoluciones de personas refugiadas y solicitantes de asilo en las fronteras marítimas y terrestres de Europa, el organismo de las Naciones Unidas para los Refugiados llamó este jueves a los Estados del viejo continente a suspender e investigar estos hábitos.

Advertía sobre la situación la Alta Comisionada adjunta para temas de protección de la Agencia de la ONU para los Refugiados al explicar que el organismo “ha recibido un flujo continuo de informes según los cuales algunos Estados europeos están restringiendo el acceso al asilo, devolviendo a personas después de haber alcanzado su territorio o sus aguas territoriales y empleando violencia contra ellas en las fronteras”.

Gillian Triggs detalló que las devoluciones se efectúan de forma violenta y supuestamente sistemática y que “las embarcaciones que transportan a refugiados son remolcadas hacia los puntos de origen. Una vez que alcanzan tierra firme, se reúne a las personas y nuevamente se las empujada a hacer la travesía por mar. Muchas personas han denunciado casos de violencia y abusos por parte de las autoridades”.

Corren la misma suerte los migrantes y refugiados que llegan por vía terrestre ya que sufren detenciones de manera extraoficial y se les devuelve forzosamente a países limítrofes sin tener en cuenta sus necesidades de protección internacional.

Esta situación se produce en un contexto de claro descenso en el número de llegadas a la Unión Europea. El número de arribos terrestres y marítimos el año pasado fue de 95.000 personas, un descenso del 23% si lo comparamos con 2019 cuando llegaron 123.000, y un declive todavía mayor -33%- respecto a 2018 cuando se contabilizó a 141.500 personas.

“Con tan pocas llegadas a Europa, la situación debería ser manejable. Es lamentable que la cuestión del asilo se siga politizando y usando como elemento de división a pesar de estas cifras cada vez menores”, se afirma desde la Agencia.

El respeto a las vidas humas es una obligación legal y moral

“La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y el derecho de la Unión Europea requieren que los Estados protejan el derecho de las personas a solicitar asilo y a la protección contra la devolución, incluso si ingresan de manera irregular. Las autoridades no pueden denegar el acceso de manera automática ni devolver a personas sin llevar a cabo una evaluación individual de las necesidades de protección”, recuerda el comunicado del organismo. 

Triggs recordó que tanto “el respeto por las vidas humanas” como “los derechos de los refugiados” no son “una elección”, sino “una obligación legal y moral”. Pese a ello, explicó que los países poseen “el derecho legítimo a gestionar sus fronteras conforme al derecho internacional”, pero que, al mismo tiempo deben respetar los derechos humanos. “Las devoluciones son sencillamente ilegales”, sentenció.

“El derecho a la solicitud de asilo es un derecho humano fundamental. La pandemia de COVID-19 no es una excusa para excepciones: es posible proteger contra la pandemia al tiempo que se garantiza el acceso a procedimientos de asilo justos y expeditos”.

La Agencia ha transmitido estas preocupaciones a los Estados europeos y les llama a investigar de manera urgente las denuncias de violaciones y malos tratos que provengan de testimonios creíbles y constatadas por organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y otras fuentes de información.

“Defendemos la creación de mecanismos nacionales independientes de monitoreo para garantizar el derecho al asilo, prevenir violaciones de derechos en las fronteras y garantizar la rendición de cuentas. El Pacto Europeo también propone el monitoreo independiente e instamos a los Estados Miembros de la Unión Europea a apoyar esta medida”, comentó.

El organismo de la ONU es consciente de que algunos países soportan “una responsabilidad desproporcionada” a la hora de recibir las nuevas llegadas, y llama al resto de naciones europeas y a la Unión Europea a ser solidarios y brindarles apoyo.

Al mismo tiempo insta además a los países europeos a respetar sus compromisos actuales en materia de protección de personas refugiadas y admitan a solicitantes de asilo en sus fronteras, los rescaten en el mar y permitan su desembarco y registro, y den su apoyo a nuevos solicitantes de asilo.

d
Follow us