Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  Civiles y desplazados en peligro en Afganistán, Nicaragua, ayuda humanitaria en Tigray… Las noticias del martes

Civiles y desplazados en peligro en Afganistán, Nicaragua, ayuda humanitaria en Tigray… Las noticias del martes

10 Agosto 2021

Bachelet alerta que hay que actuar para evitar “consecuencias desastrosas para los afganos. Más de 359.000 de ellos se han visto obligados a dejar sus casas en los últimos días. El Secretario General condena arrestos de opositores en Nicaragua. La ONU logra alimentar un millón de personas en la región etíope de Tigray, mientras reanuda la ayuda humanitaria en dos campamentos de refugiados.

Bachelet: la escalada de violencia y las violaciones de derechos humanos provocan “consecuencias desastrosas” para los afganos

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos alertó este martes sobre la alarmante situación a la que se enfrentan los civiles en Afganistán y que, de no llegarse a un acuerdo pacífico entre las partes en conflicto, su situación se deteriorará aún más.

Michelle Bachelet instó a actuar para evitar consecuencias calamitosas entre la población, ya que la reciente escalada de violencia y las continuas violaciones de los derechos humanos provocan “consecuencias desastrosas” para los afganos.

Bachelet destacó que desde el 9 de julio han muerto al menos 183 civiles y 1181 han resultado heridos en solo cuatro ciudades: Lashkar Gah, Kandahar, Herat y Kunduz, pero estima que las cifras reales pueden ser mucho más altas.

«Las partes en conflicto deben dejar de luchar para evitar más derramamiento de sangre. Los talibanes deben cesar sus operaciones militares en las ciudades. A menos que todas las partes vuelvan a la mesa de negociaciones y lleguen a un acuerdo pacífico, la situación, ya de por sí atroz, para tantos afganos, empeorará mucho«.

La Oficina de la Alta Comisionada señala que la mayor parte de los daños a la población civil se deben a los enfrentamientos terrestres, y que en las zonas capturadas o en disputa por los talibanes recibió informes de ejecuciones sumarias, ataques contra funcionarios del Gobierno y sus familiares, y del uso militar y destrucción de viviendas, escuelas y clínicas.

Bachelet se mostró especialmente preocupada por los primeros indicios de que los talibanes están imponiendo severas restricciones a los derechos humanos en las zonas bajo su control, en especial a las mujeres.

«La gente teme, con razón, que una toma de poder por parte de los talibanes borre los logros en materia de derechos humanos de las dos últimas décadas«, dijo.

Aumenta a más de 359.000 el número de nuevos desplazados en Afganistán

La OIM apoya a las familias desplazadas en Afganistán, proporcionándoles refugio y protección de emergencia.
OIM/Mohammed Muse
La OIM apoya a las familias desplazadas en Afganistán, proporcionándoles refugio y protección de emergencia.

El director general de la Organización Internacional para las Migraciones se manifestó en similares términos y expresó su inquietud, en particular por el impacto en las poblaciones ambulantes y desplazadas, entre ellos los retornados. 

António Vitorino destacó que la escalada de combates durante los últimos días en diversas provincias del país ha añadido un sufrimiento indescriptible en un país en el que ya hay más de cinco millones de desplazados internos.

Vitorino resaltó que mientras aumenta a más de 359.000 el número de nuevos desplazados en todo el país, la OIM seguirá apoyando al pueblo de Afganistán, suministrando refugio de emergencia, artículos de primera necesidad, servicios sanitarios de emergencia y asistencia de protección a las personas desplazadas.

Además de los desplazamientos internos, Afganistán registró cifras récord de retornados indocumentados en 2021 con más de 680.000 afganos que optaron por regresar a su país durante los primeros siete meses del año.

António Guterres insta al gobierno de Nicaragua a respetar los derechos humanos y liberar a los líderes políticos

Vista de Managua, la capital de Nicaragua
FAO/Saul Palma
Vista de Managua, la capital de Nicaragua

El Secretario General de las Naciones Unidas expresó preocupación este martes por la situación en Nicaragua, donde de cara a las elecciones generales programadas para noviembre, han sido arrestados más de 30 líderes de la oposición, siete de ellos precandidatos presidenciales.

El portavoz de António Guterres destacó la condena del titular de la ONU a las más recientes acciones del gobierno contra la oposición política, que incluyen la anulación de la personalidad jurídica dictada por el Consejo Supremo Electoral a la alianza Ciudadanos por la Libertad.

“Estos acontecimientos socavan gravemente la confianza del público en el proceso democrático antes de las elecciones de noviembre”, dijo Stephan Dujarric en su encuentro habitual con la prensa.

Agregó que Guterres insta a las autoridades “a respetar plenamente las obligaciones internacionales de derechos humanos de Nicaragua y a liberar de inmediato a los líderes políticos, restableciéndoles sus derechos”.

El Secretario General también reiteró su llamado a un acuerdo de base amplia en todo el espectro político, “para llevar a cabo un proceso electoral creíble e inclusivo en noviembre”, apuntó el portavoz.

COVAX y España envían vacunas COVID-19 en Nicaragua

Nicaragua recibió su tercer envío de inmunizaciones contra el COVID-19 del mecanismo COVAX, que busca una distribución equitativa de esas vacunas.

Además, llegaron al país centroamericano 100.000 dosis donadas por España, lo que elevó a casi 270.000 el número total de dosis enviadas a Nicaragua a través de COVAX.

La Organización Panamericana de la Salud pidió nuevamente a los países con dosis excesivas de vacunas que las donen a las naciones donde la cobertura aún es baja.

El mecanismo COVAX envió vacunas contra el COVID-19 a Nicaragua, con una donación de España.
UNICEF/Edler Fils Guillaume
El mecanismo COVAX envió vacunas contra el COVID-19 a Nicaragua, con una donación de España.

El PMA logra alimentar un millón de personas en Tigray, la mitad de su objetivo

La crisis en el norte de Etiopía ha provocado que millones de personas necesiten ayuda de emergencia y protección.
UNICEF/Christine Nesbitt
La crisis en el norte de Etiopía ha provocado que millones de personas necesiten ayuda de emergencia y protección.

Durante junio y julio el Programa Mundial de Alimentos distribuyó ayuda alimentaria a más de un millón de personas en el noroeste y partes del sur de la región etíope de Tigray, una cifra que se ha quedado a la mitad de sus previsiones.

La grave escasez de alimentos, de dinero en efectivo, de combustible y de equipos de telecomunicaciones operativos provocaron que sólo se alcanzase la mitad de los objetivos del Programa, incluida la ayuda a comunidades al borde de la hambruna.

La agencia de la ONU pretende llegar a 2,1 millones de personas con asistencia alimentaria de emergencia a partir de agosto y necesita al menos 6000 toneladas métricas de alimentos cada semana para hacerlo. La inseguridad y las limitaciones operativas durante las últimas semanas han impedido suministrar estas cantidades en Tigray.

Los datos preliminares de una evaluación nutricional muestran tasas de desnutrición aguda global cercanas al 30% para los niños menores de cinco años y hasta el 80% para las mujeres embarazadas y lactantes.

El Programa necesita 79 millones de dólares para seguir ampliando su respuesta en Tigray hasta finales de año.

ACNUR vuelve a distribuir ayuda humanitaria en dos campos de refugiados de Tigray

ACNUR y el gobierno de Etiopía registran a los refugiados eritreos en Addis Abeba.
ACNUR/Olga Sarrado Mur
ACNUR y el gobierno de Etiopía registran a los refugiados eritreos en Addis Abeba.

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados informó que ha recuperado el acceso a los campos de Mai Aini y Adi Harush que acogen a refugiados eritreos en la región etíope de Tigray.

Los violentos enfrentamientos en las zonas próximas a los campos impedían el acceso del personal de la organización desde 13 de julio.

La entrega de la asistencia humanitaria para los 23.000 refugiados de ambos campos se reanudó el pasado jueves.

Sin embargo, el acceso es aún limitado dada la compleja situación de seguridad, y los refugiados continúan enfrentándose a terribles condiciones de vida. Algunos servicios básicos como la asistencia sanitaria siguen sin estar disponibles, y se agota el agua potable.

ACNUR reclama un paso seguro que permita trasladar a los refugiados desde los campamentos al nuevo emplazamiento en Alemwach, situado cerca de la ciudad de Dabat, a unos 135 kilómetros.