Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  Guterres pide a los jóvenes que sigan alzando su voz contra el cambio climático

Guterres pide a los jóvenes que sigan alzando su voz contra el cambio climático

30 Septiembre 2021

También insta a los Estados a que hagan grandes avances de cara a la Conferencia sobre el Clima, que se celebra a finales de año. Estos avances se deben dedicar especialmente a tres ejes de la lucha contra el calentamiento global, la mitigación, la financiación y la adaptación.

«Los jóvenes han estado en primera línea para proponer soluciones positivas, abogar por la justicia climática y exigir responsabilidades a los líderes. Necesitamos que los jóvenes de todo el mundo sigan alzando la voz», ha asegurado el Secretario General de la ONU este jueves durante la reunión preparatoria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP26).

La reunión preparatoria, que tiene lugar en Milán y tiene un apartado dedicado a los jóvenes, es el último encuentro ministerial antes de la Conferencia, que se celebrará a finales de año en la ciudad de Glasgow, en el Reino Unido.

Aunque António Guterres contempla la posibilidad de que la COP-26 sea un fracaso, indicó que es una opción “que no podemos ni debemos aceptar” y emplazó a los países a reunirse antes del inicio de la Conferencia climática con el objetivo de “reconstruir la confianza, revitalizar la acción y restaurar el espíritu de París”.

“Los jóvenes, en particular, siguen liderando los crecientes llamamientos a una mayor ambiciónEllos nos pedirán cuentas. Es de justicia climática que les dejemos un planeta habitable”, destacó en un vídeo mensaje.

Al igual que ha hecho en sus últimos discursos, el titular de la ONU ha recordado que el tiempo para contener los peores impacto del cambio climático se nos están acabando.

“Los puntos irreversibles de inflexión climática están alarmantemente cerca”, dijo antes de añadir que es esencial para el conjunto de la humanidad cumplir con los compromisos del Acuerdo de París.

“Eso significa reducir las emisiones para limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales. Supone proporcionar 100.000 millones de dólares cada año al mundo en desarrollo para la acción climática. E implica compensar la ayuda financiera para la mitigación y la adaptación. Todavía no lo hemos conseguido”, recordó el titular de la ONU.  

António Guterres manifestó su voluntad de que también se finalicen las negociaciones sobre el reglamento del Acuerdo de París, así como que se avance en tres pilares fundamentales: mitigación, financiación y adaptación.

Hay que remar juntos para eliminar las emisiones contaminantes

En materia de mitigación reiteró la necesidad de que todos los países del G-20, que son responsables del 80% de las emisiones contaminantes mundiales, se comprometan a actualizar o tomar nuevas medidas respecto a sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, los planes en los que los países se comprometen con medidas concretas para reducir el impacto del calentamiento global.

Las economías desarrolladas deben tomar la iniciativa. Pero todos tienen un papel crucial que desempeñar. También pido a las economías emergentes que den un paso más y ofrezcan más recortes de emisiones. Todos estamos en el mismo barco, y tenemos que trabajar juntos”, alentó.

Ante esta coyuntura, pidió a todas las naciones que mejoren sus políticas ambientales y las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional “tantas veces como sea necesario y sin demora” hasta alcanzar conjuntamente el camino correcto.

“No puedo enfatizar suficientemente que el tiempo se está acabando. Los puntos irreversibles de inflexión climática están alarmantemente cerca. La sociedad civil está observando de cerca y se le está acabando la paciencia”, advirtió.

Las comunidades agrícolas del archipiélago del Océano Pacífico, como la isla de Vanuatu, se están adaptando a los patrones climáticos más secos.

UNICEF/Josh Estey
Las comunidades agrícolas del archipiélago del Océano Pacífico, como la isla de Vanuatu, se están adaptando a los patrones climáticos más secos.

 

Eliminar de inmediato el uso del carbón

A continuación, destacó que la acción más eficaz para limitar el aumento de la temperatura global es eliminar progresivamente el uso del carbón y que un primer paso en esta senda es evitar la construcción de nuevas centrales eléctricas alimentadas por ese combustible fósil.

En este ámbito, aplaudió el reciente anuncio de China por el que dejará de financiar la construcción de centrales eléctricas de carbón en el extranjero y pidió a las instituciones privadas, desde los bancos comerciales hasta los gestores de activos en Estados Unidos, Europa y Asia-Pacífico, que sigan rápidamente su ejemplo y dejen de financiar el carbón.

Respecto a la financiación señaló que “todos sabemos lo que hay que hacer” y recordó la necesidad de que los países desarrollados cumplan con su compromiso de aportar 100.000 millones de dólares anuales para la acción climática en los países en desarrollo.

“En la COP26, las partes también tendrán que acordar un proceso para poner en marcha el trabajo sobre los objetivos post-2025”, indicó.

La adaptación climática sigue siendo la gran olvidada

“La adaptación sigue siendo la mitad ignorada de la ecuación climática, ya que sólo representa el 25% de la financiación para el clima. Y lo que es peor, sólo representa el 0,1% de la financiación privada”.

Por ello, llamó a los donantes y a los bancos multilaterales de desarrollo a que destinen al menos el 50% de su apoyo al clima a este fin y recordó que actualmente los países en desarrollo necesitan 70.000 millones de dólares al año, una cifra que podría cuadruplicarse a finales de esta década.

Guterres agradeció a Dinamarca, Suecia y los Países Bajos que se hayan comprometido a destinar al menos el 50% de su financiación climática a la adaptación e instó a los bancos multilaterales de desarrollo a seguir su ejemplo.

d
Follow us