Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  Perú, migrantes venezolanos, trabajadores domésticos, PMA…las noticias del martes

Perú, migrantes venezolanos, trabajadores domésticos, PMA…las noticias del martes

15 Junio 2021

Bachelet llama a la calma y a esperar los resultados finales de las elecciones en Perú; Canadá albergará este jueves una Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos; la COVID-19 golpea a los trabajadores domésticos del continente americano; el PMA urge al G7 a actuar contra la hambruna.

Michelle Bachelet insta a los peruanos a esperar los resultados electorales sin violencia, discursos de odio ni ataques a las instituciones

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió que las tensiones registradas en Perú tras las elecciones presidenciales del 6 de junio se están convirtiendo en una causa de fractura cada vez más profunda de la sociedad y llamó a todos los actores políticos y sociales a no permitir que aflore la violencia.

 Las autoridades electorales aún no anuncian el resultado final de los disputados comicios y, con más del 99% de los votos contados, se percibe que la diferencia entre los dos contendientes será mínima.

 La candidata por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ha solicitado la anulación de al menos 200.000 votos de zonas rurales, donde su rival, el aspirante Pedro Castillo, ha obtenido la mayoría de los sufragios.

Las alegaciones de fraude de Fujimori han acarreado acoso a los altos funcionarios electorales y hostigamiento contra varias figuras públicas.

Bachelet recordó que las instituciones electorales y las decisiones que éstas tomen deben respetarse y asumirse.

“Si no se aceptan las reglas de la democracia antes, durante y después de las elecciones, la cohesión social puede resquebrajarse peligrosamente”, apuntó.

La Alta comisionada también repudió los discursos discriminatorios y los mensajes de odio y racismo utilizados por Fujimori contra Pedro Castillo.

Bachelet instó a los peruanos a defender los derechos humanos, “todos esenciales para la convivencia en una sociedad tan rica y plural como la peruana”. 

Canadá, acoge la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos

PAHO/Karen González
Más de 1,75 millones de venezolanos vivían en Colombia en 2020.

 La Agencia de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones llamaron este martes a renovar el apoyo internacional para atender las necesidades urgentes de los refugiados y migrantes venezolanos y para ayudar a sus países de acogida.

El llamamiento coincide con la celebración este jueves en Canadá de la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos que ayudará a recaudar los 1440 millones de dólares solicitados en el Plan Regional de Respuesta a Refugiados y Migrantes 2021.

Este programa busca proporcionar asistencia a 3,3 millones de refugiados y migrantes venezolanos y a las comunidades de acogida con mayores necesidades en 17 países de América Latina y el Caribe.

El representante especial conjunto de ACNUR y la OIM para los Refugiados y Migrantes Venezolanos, Eduardo Stein, recordó que «la pandemia de COVID-19 sigue devastando la región, y el futuro de millones de refugiados y migrantes y de sus anfitriones está en juego. La solidaridad y el compromiso son más necesarios que nunca para garantizar la continuidad de la asistencia.»

Stein añadió que «la carga no debe recaer únicamente en los países de la región. La comunidad internacional tiene la responsabilidad de apoyar estos esfuerzos favoreciendo la estabilidad regional», y afirmó que «un déficit de financiación dejaría a cientos de miles de personas desprotegidas, con pocas opciones de reconstruir una vida digna».

La pandemia de coronavirus golpea duramente a los trabajadores domésticos en América

OIT
Trabajadoras domésticas participan en una manifestación para mejorar los derechos laborales.

 Los trabajadores domésticos de América perdieron entre el 25 y el 50% de sus empleos durante el momento más agudo de la pandemia del coronavirus, afirma un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo

Durante el mismo periodo, la pérdida de empleo entre otros tipos de trabajadores asalariados fue inferior al 15% en la mayoría de los países.

Según los hallazgos del estudio, la pandemia de COVID-19 ha empeorado unas condiciones de trabajo que ya era muy complicadas para los más de 75 millones de trabajadoras y trabajadores domésticos repartidos en el mundo y que representan el 4,5% de los asalariados en todo el planeta.

“La crisis ha puesto de relieve la necesidad acuciante de formalizar el trabajo doméstico a fin de que quienes se dedican a ello accedan al trabajo decente; se ha de comenzar por ampliar y aplicar la legislación laboral y de seguridad social de todas las personas que ejercen el trabajo doméstico”, señaló el director general de la OIT, Guy Ryder.

El PMA pide al G7 actuar con rapidez para que la hambruna no se convierta en una catástrofe generalizada

PMA / Marco Frattini
David Beasley, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, visita Saná, en Yemen, donde se vive la peor hambruna del mundo.

 El Programa Mundial de Alimentos aplaudió este martes el respaldo manifestado el fin de semana por los líderes del G7 al Pacto para la Prevención de la Hambruna, un flagelo que afecta a más de 34 millones de personas a nivel global.

En el marco del Pacto, los líderes de las siete economías más avanzadas ratificaron su compromiso de proporcionar 7000 millones de dólares en concepto de ayuda humanitaria y de emprender acciones diplomáticas para impulsar el acceso humanitario.

“Podemos sacar a cada uno de estos 34 millones de individuos del precipicio, evitar la hambruna y salvar millones de vidas y medios de subsistencia. Todo lo que necesitamos es la financiación y el acceso para hacerlo”, afirma el Programa un comunicado.

El PMA advirtió que necesita 4500 millones de dólares para los próximos seis meses y que las consecuencias de la inacción y del déficit de financiación se medirán en vidas perdidas y en retrocesos de los avances hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 Sudán del Sur y Yemen, dos países en los que algunas personas ya viven en condiciones similares a la hambruna, ya han sufrido recortes de raciones en el primer semestre de este año.

d
Follow us