Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  Yemen: Ocho millones de personas recibirán raciones reducidas de alimentos por falta de fondos, alerta el PMA

Yemen: Ocho millones de personas recibirán raciones reducidas de alimentos por falta de fondos, alerta el PMA

22 Diciembre 2021

A partir de enero, la agencia alimentaria de la ONU entregará sólo la mitad de la ración mínima diaria a las familias y si no consigue recursos urgentes tendrá que hacer más recortes. Más de la mitad de la población padece hambre aguda. Se precisan 1900 millones de dólares para brindar ayuda vital a la población al borde de la hambruna en 2022.

En los últimos tres meses, el consumo insuficiente de alimentos ha afectado de forma creciente a la mitad de las familias en Yemen. Los precios de la comida se han más que duplicado en gran parte del país este año, empujando cada vez a más población a depender de la asistencia humanitaria.

Para empeorar este escenario, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió este miércoles que tendrá que recortar las raciones de víveres que entrega a trece millones de personas en Yemen.

A partir de enero, ocho millones recibirán una ración de alimentos reducida, mientras que cinco millones en riesgo inmediato de caer en condiciones de hambruna seguirán con una ración completa, anunció la agencia en un comunicado.

Con los recortes, las familias recibirán apenas la mitad de la ración mínima diaria del PMA en cuanto empiece el año entrante.

Karima, de 7 años, ve cómo su madre prepara pan en Yemen, donde el conflicto ha agravado la fatla de alimentos.
©PMA/Annabel Symington
Karima, de 7 años, ve cómo su madre prepara pan en Yemen, donde el conflicto ha agravado la fatla de alimentos.

El peor momento

Las reducciones se producen mientras que la devaluación de la moneda y la hiperinflación han puesto a la economía yemenita al borde del colapso y la lucha en múltiples frentes continúa obligando a las familias a huir.

La directora regional del PMA para Medio Oriente y África del Norte dijo que la medida no pudo haber llegado en peor momento para las familias que dependen enteramente de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

“Cada vez que reducimos la cantidad de alimentos, sabemos que más personas que ya padecen hambre y que padecen inseguridad alimentaria se unirán a las filas de los millones que mueren de hambre”, dijo Corinne Fleischer.

Ibrahim Abdullah y su familia viven en un campamento que no tiene techos en Yemen.
© UNICEF/Saleh Hayyan
Ibrahim Abdullah y su familia viven en un campamento que no tiene techos en Yemen.

Medidas desesperadas

No obstante, agregó que “los tiempos desesperados exigen medidas desesperadas” y explicó que el organismo tiene que “estirar los limitados recursos y priorizar, centrándose en las personas que se encuentran en el estado más crítico”.

El PMA indicó que, de no recibir fondos urgentes, tendrá que hacer reducciones más severas muy pronto, lo que podría conducir a la gente a separarse por completo de los programas de asistencia alimentaria.

Además, del reparto de víveres, la dependencia de la ONU tendría que disminuir los tratamientos de desnutrición y la alimentación escolar de los niños en un país donde 16,2 millones de personas, lo que representa más de la mitad de la población, y la mitad de los niños menores de cinco años, o 2,3 millones, están en riesgo de desnutrición.  

«El pueblo yemenita es ahora más vulnerable que nunca, se tambalea a causa de un conflicto implacable y una crisis económica cada vez más profunda que ha llevado a millones de personas a la indigencia” recalcó Fleischer.

Estos niños reciben tratamiento por desnutrición en una clínica móvil del PMA en Lahj, Yemen.
© PMA/Annabel Symington
Estos niños reciben tratamiento por desnutrición en una clínica móvil del PMA en Lahj, Yemen.

Urgencia de recursos

La directora regional detalló que el PMA precisa de 813 millones de dólares para continuar socorriendo a la población más vulnerable en Yemen hasta mayo próximo y subrayó que los operativos para brindar asistencia alimentaria vital a las familias al borde de la hambruna en todo 2022 costarían 1970 millones de dólares.

“Las existencias de alimentos del PMA en Yemen se están agotando peligrosamente en un momento en el que los presupuestos para las crisis humanitarias en todo el mundo están al límite. Necesitamos desesperadamente que los donantes trabajen generosamente con nosotros para evitar esta catástrofe inminente”, enfatizó Fleischer.

d
Follow us