Back to top

ODS Social Network

  /  NACIONES UNIDAS   /  Afganistán, niños en Haití, calidad del aire… Las noticias del viernes

Afganistán, niños en Haití, calidad del aire… Las noticias del viernes

3 Septiembre 2021

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, advierte que se puede producir una crisis humanitaria «muy, muy grave» en Afganistán si no llega ayuda. Unos 540.000 niños y niñas afectados por el terremoto de agosto en el suroeste de Haití se enfrentan ahora a la posible reaparición de enfermedades transmitidas por el agua. La calidad del aire mejoró brevemente durante los confinamientos por el COVID-19.

Afganistán se enfrenta a una grave crisis humanitaria, alerta ACNUR 

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, advierte que se puede producir una crisis humanitaria «muy, muy grave» en Afganistán si no llega ayuda. Además, continúa la incertidumbre sobre la situación de los afganos que buscan salir del país. 

La «realidad es que la crisis de los desplazamientos está dentro de Afganistán«, con «más de 600.000 afganos» desplazados este año, «el 80% de los cuales son mujeres y niños», dijo el portavoz del ACNUR, Babar Baloch, desde Pakistán. 

En un llamamiento al mundo para que no desvíe su atención de los afganos, advirtió que no se puede permitir que la situación «se convierta en una catástrofe humanitaria«. Baloch aseguró que ACNUR «no ha visto una gran afluencia de refugiados cruzando hacia Pakistán e Irán u otros lugares». La explicación no está clara. 

«Podría ser que algunas de esas personas piensen que no tienen los documentos correctos, otras podrían no sentirse tan cómodas en términos de enfrentarse a guardias armados en las fronteras», dijo.

 «Los afganos siguen pudiendo salir a través de Pakistán», explicó, «pero está muy regulado», y hay que mostrar documentos como el carné de identidad, el pasaporte o el visado. ACNUR ha pedido a los Estados vecinos de Afganistán que mantengan sus fronteras abiertas a los que huyen de este país. 

Un 74% de los libaneses viven en la pobreza 

Wafaa, una refugiada siria de 32 años, sujeta el pelo de su hija Yasmine en su casa de Barja, Líbano. Las dos esperan su reasentamiento en Noruega.
ACNUR/ Diego Ibarra Sánchez
Wafaa, una refugiada siria de 32 años, sujeta el pelo de su hija Yasmine en su casa de Barja, Líbano. Las dos esperan su reasentamiento en Noruega.

La pobreza en el Líbano ha aumentado drásticamente en el último año, afectando ahora a cerca del 74% de la población.

Si se tienen en cuenta otras dimensiones además de los ingresos, como el acceso a la sanidad, la educación y los servicios públicos, la tasa aumenta hasta el 82%, advierte la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental (CESPAO).

La depreciación de la moneda, unida a la inflación, que se disparó hasta el 281% entre junio de 2019 y junio de 2021, ha provocado una importante disminución del nivel de vida. La pobreza extrema afecta al 34% de la población, superando el 50% en algunas zonas del país. 

La Comisión considera que mitigar el impacto de la crisis requiere solidaridad y cooperación entre todos los segmentos de la sociedad libanesa e insta a desarrollar planes de protección social eficaces. 

Medio millón de niños en Haití, en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua tras el terremoto 

Más de medio millón de niños en Haití carecen de acceso a refugio, agua potable e instalaciones de higiene, están aumentando rápidamente la amenaza de infecciones respiratorias agudas, enfermedades diarreicas, cólera y malaria.
MINUSTAH/Logan Abassi
Más de medio millón de niños en Haití carecen de acceso a refugio, agua potable e instalaciones de higiene, están aumentando rápidamente la amenaza de infecciones respiratorias agudas, enfermedades diarreicas, cólera y malaria.

Unos 540.000 niños y niñas afectados por el terremoto de agosto en el suroeste de Haití se enfrentan ahora a la posible reaparición de enfermedades transmitidas por el agua.

Las duras condiciones en esta zona del país, donde más de medio millón de niños carecen de acceso a refugio, agua potable e instalaciones de higiene, están aumentando rápidamente la amenaza de infecciones respiratorias agudas, enfermedades diarreicas, cólera y malaria.

Después del terremoto, casi el 60% de las personas que viven en los tres departamentos más afectados carecen de acceso a agua potable. Miles de personas cuyas casas se han derrumbado tampoco tienen acceso a saneamiento. 

UNICEF envió más de 65.000 tabletas potabilizadoras de agua, 41 depósitos, tres unidades de tratamiento del agua y kits de higiene familiar. Además, otros 31.200 kits de higiene están en camino. 

La calidad del aire mejoró brevemente durante los confinamientos por el COVID-19 

Los cierres relacionados con el COVID llevaron el aire más limpio a muchas ciudades, como Seúl en Corea del Sur.
Unsplash/Geonhui Lee
Los cierres relacionados con el COVID llevaron el aire más limpio a muchas ciudades, como Seúl en Corea del Sur.

Los confinamientos por el COVID-19 y las restricciones a los desplazamientos dieron lugar a un drástico y breve descenso de las emisiones de los principales contaminantes atmosféricos en 2020, especialmente en las zonas urbanas.

En el sudeste asiático se redujo en un 40% el nivel de partículas nocivas en el aire causadas por el tráfico y la producción de energía en 2020. En China, Europa y Norteamérica también disminuyeron las emisiones y mejoró la calidad del aire, según informó la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en su primer boletín sobre la calidad del aire y el clima.

Sin embargo, el descenso de los contaminantes del año pasado fue demasiado efímero como para tener un impacto en la salud. Además, la desaparición de algunas de estas partículas permitió que subiera la cantidad de ozono en el aire.

«Así que, a pesar de un experimento tan inesperado con la química atmosférica, nos dimos cuenta de que, en muchas partes del mundo, incluso si se quita el transporte y algunas otras emisiones, la calidad del aire no cumpliría los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)» sobre los niveles aceptables, dijo Oksana Tarasova, jefa de la División de Investigación del Medio Ambiente Atmosférico de la agencia.  

d
Follow us